martes, 16 de septiembre de 2008

un muerto por cada linea.

Todos los días leo en los periódicos que han matado y descuartizado a no se cuantas personas. Todo el país esta deprimido por la narcoviolencia y todos dicen que las cosas deberían de hacerse de manera diferente. Lo único que yo no veo es que los amigos se preocupen por dejar de comprarle cocaína a los taxistas ni que nadie deje de ir a visitar a su dealer por unas colas de mota o unas tachas.

Que cada persona que se inhala una linea se haga responsable por todas esas muertes.

4 comentarios:

Violeta Vázquez-Rojas dijo...

no podría estar más de acuerdo. boicot al narco y al poder que lo alimenta.

Violeta Vázquez-Rojas dijo...

ya lo pensé mejor y sí podría estar más de acuerdo. es verdad que si se para el consumo, mengua la oferta, y con ello la violencia que acarrea etc.. Pero el efecto sería el mismo que los tan socorridos boicots a la coca-cola, bimbo, walmart, etc: la acción individual no tiene efectos visibles. El problema no es de los consumidores individuales, el problema es institucional. Y hay dos maneras de resolverlo institucionalmente: legalizar (olvídalo) o pactar (ni modo). El problema de la derecha es que no pueden hacer ninguna de las dos cosas porque son muy mochos para hacer lo primero y muy estúpidos para hacer lo segundo.

L.E. dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices, pero independientemente de que funcione o no como boicot (que de seguro no), la banda deberia comenzar a pensar que parte de ser congruentes con el pais es no estar alimentando el sistema de poder del narcotrafico.

Violeta Vázquez-Rojas dijo...

si, eso sí. vivan los honguitos!