lunes, 20 de abril de 2009

ife

tuvieron el cinismo de venir a mi casa. dejaron cartas y llamaron por teléfono. preguntaron por mi en la mañana, en la tarde y en sábado. querían que tomara un curso. contar los votos es importante, decían: nuestra democracia crece y crecemos todos.

y creyeron que me creía el cuento de contarles lo que nunca ha contado para nada.

la telenovela de la democracia.

igual que miles de personas, les cierro la puerta de mi casa. y el 5 de julio voy a ir con mi credencial a jugar el juego de anular el voto para que a la hora de contar no cuenten nada.

ni descuenten.

a ver como se inventan otro fraude.

5 comentarios:

Lisa dijo...

por cierto, hoy te volvieron a buscar.....

Las Horas dijo...

Tienes razón Larisa, pero pobres de los encargados, ellos creen en la supuesta democracia, así como en el cheque que les llega por trabajar para el IFE. En lo personal no sé ni qué creer, pero pienso hacerlo lo mismo que tú, llenar mi papelito de candidaturas y votaré por Lady Di, Ana Bolena, Catalina de Aragón, Jane Austen, Sylvia Plath, Charlote Brontë y ¿por qué no? Eva Braun, ya se me ocurrirá el nombre de otra mujer asombrosa al momento de votar. Saludos.

AnaCess dijo...

Completamente de acuerdo. Pinche cinismo, y no tiene mucho que ver con la persona que llega a tu puerta, no... no creo que ni los encargados crean en la democracia, como todos, su fe tiene que ver con el cheque.
¡Ah! la publicidad del IFE...eso sí puede hacerme hervir de coraje. Y claro que sí, ¡a anular votos!

Violeta Vázquez-Rojas dijo...

... a tal grado que los Testigos de Jehová son más bienvenidos cuando tocan a mi puerta, y las llamadas del Banco Santander me molestan menos que las de estos hijosdeputa.

Larisa Escobedo dijo...

igual y no estaria mal votar por mi abuelita. ahi desde su tumba podria administrar los bienes nacionales. o quiza por los testigos de jehova. al menos ellos me regalan el Despertad! cada domingo...