viernes, 16 de abril de 2010

nosotros y los otros

Me imagino que el éxito de una cultura es permancer viva. Y para ello necesita de dos cosas: gente y adaptación al cambio.

Gente que participe de la cultura, a través de sus rituales, su producción imaginaria -arte, ciencia y filosofía-, su afirmación culinaria, la aplicación de sus códigos... Adaptación al cambio: espacial y temporal.

Es interesante como occidente ha hecho para ser la cultura "exitosa" de la humanidad. Primero y sobre todo a través de la imposición. La voluntad del otro es dominada por la guerra. La sangre y la muerte son los elementos de convencimiento para hacer que una amplisima porción de la población del planeta participe de las culturas provenientes de Europa. Hicieron que los pobladores de otros continentes cambiaramos nuestras lenguas, nuestras comidas, nuestra espiritualidad, nuestra manera de hacer política. Cambiaron nuestras maneras de organizarnos desde nuestras familias hasta nuestros gobernantes, hicieron que cambiáramos nuestros amores, nuestra relación con el tiempo y sobre todo, nuestra conexión con la tierra. América es el colmo de la confusión espacial -llamamos a los europeos occidentales a pesar de que su continente esta al oriente de nuestra geografía-. Después de la guerra y la imposición, los pueblos post coloniales no sabemos donde estamos ni donde podríamos estar: el mapa no corresponde.

Estados Unidos a permanecido en la misma lógica. Su cultura es exitosa en la medida en que llega a todo el planeta. Pero siempre es a través de la imposición: económica o sanguinaria.

No digo que no amo profundamente las tradiciones europeas ni norteamericanas, pero me apena mucho que el amor a esas culturas nazca a partir de la imposición y no del dialogo.

Pero... siempre hay otras lógicas.

Otras formas de hacer crecer a una cultura.

Otras formas de llegar a mas gente y de adaptarse a los cambios espacio-temporales.

Estoy pensando en culturas que crecen y se vuelven "exitosas" a través de practicas afectivas y amorosas. Practicas que tienen su origen en el cuidado del otro, en la atención, en el dialogo. Por ejemplo, para mi es conmovedora la forma en que las culturas de oriente impactan en la vida de las personas en todo el planeta sin ningún acto de imposición. El budismo, las artes marciales y corporales, el pensamiento taoista... millones de personas en el planeta continúan una tradición lejana a su territorio pero que en vez de otorgarles un mapa equivocado, los resitua con su propia tierra y con su corazón.

México también ha sido generoso a través de los alimentos. En un acto de amor infinito este territorio ha compartido el jitomate, el aguacate y el chocolate. Y nuestra cultura le ha mostrado a otros seres humanos ciertas formas de mezclar los regalos de la tierra para tener muchísimo placer.

África nunca le ha impuesto a nadie nada, pero todos hemos aprendido a bailar gracias al corazón del tambor africano. De la samba al jazz, del hip hop a la bachata, las culturas africanas que han sido pisoteadas y humilladas por el resto del planeta, nos contestan en cada fiesta, en cada movimiento de cadera, que el éxito de una cultura no radica en si ganó o perdió una guerra, sino en la cantidad de amor que le ha depositado al planeta y a todos los seres que lo habitan.


Nuestra cultura global es un gran acto orgiástico. Debemos detener las imposiciones, las guerras y la sangre. Debemos hacer mas arte para regalar. Y aceptar los hermosos regalos que nos son dados a cada momento.

__________

Estoy muy agradecida con nosotros. Los humanos.

6 comentarios:

arte y videobiobrafías dijo...

gracias gracias gracias infinitas y eternas a ti hermosa bella mujer divina!!! tocas mi corazón con tus palabras, me inspiras a dar amor!!!!!
que bonito es lo bonito

Larisa Escobedo dijo...

auuu!!! gracias por la flor! un abrazooo darling!

Anónimo dijo...

muy bonito, al principio me daba flojera leerlo porque lo vi muy largo, pero valio la pena!amor maximo con razon me gustas tanto!!!

Lisa dijo...

no era anonimo.... fui yo lisa la que comento!

Larisa Escobedo dijo...

querida lisa - anonima gracias por la lectura, por el amor y por ayudarme a entender.

Anónimo dijo...

A mí también me gustó mucho. Estoy de acuerdo en todo. A veces no sabemos lo que sentimos o pensamos hasta que personas como tú ponen en palabras nuestros sentimientos y emociones y nos hacen caer en cuenta.

Margot