martes, 25 de mayo de 2010

ecología contra feminismo

A mis 28 mucha gente a mi alrededor esta teniendo hijos. Unos ya tienen chamacos de 10 o 12 anhos... pero casi todos tienen bebes o estan embarazados. En fin que quedamos pocas sin hijos (yo por mas que trato y trato con Lisa pos nomas no se arma).

El caso es que me han llegado emails de entre mis amigas y tambien spam, sobre la nueva onda de la maternidad.

El caso es ser "lo mas natural posible" para estar en onda con el cosmos y no contaminar y todo eso. La onda es el parto con partera y en agua; obvio, evitar al máximo la anestesia epidural y por supuesto la cesarea, los mas meses posibles de lactancia, que el bebe duerma con los padres lo mas que se pueda, no usar panhales desechables porque contaminan, no vacunar al bebe...

Hasta aqui todo suena bien. Excepto... que esta moda ecologista o ecologizante es también una estrategia de control del cuerpo de la mujer instrumentada desde una cultura culposa judeo cristiana patriarcal y heteronormativa.

Aqui algunos puntos simplones pero elocuentes del caso:

a) Ser "lo mas natural posible" descarta a todas las posibilidades "antinaturales o no naturales" como la homosexualidad, el aborto por voluntad, las operaciones transgenero, la adopción, la no maternidad, etc.

b) El parto con partera y en agua. La desconfianza de la medicina alopata tiene muchísimas justificaciones (por patriarcal, autoritaria, rigida, sintomática), pero es innegable, que el parto en quirófano ha salvado mas vidas de mujeres que ninguna otra cosa en la historia de la humanidad.

c) Anestesia epidural y cesárea. Logros de las feministas del siglo XX, estas técnicas trataron de eliminar el famoso castigo divino a Eva: tendrás a tus hijos con dolor. Pero al parecer el pensamiento culpigeno cristiano-ecologista cree que el dolor es el camino de la redención.

d)Mas lactancia. Nadie duda de los poderes mágicos de la leche materna. Pero yo crecí con "formula" y las cosas no son tan dramáticas: ni me enfermo de todo, ni odio a mi madre, ni sufro de abandono.

e)Dormir con los padres el mayor tiempo posible... y asesinar su vida sexual. Senhora: usted ya no esta para estar gritando de placer, ahora tiene un hijo que atender!

f)Los panhales desechables contaminan. Si. Es cierto. Pero millones de cosas mas contaminan y nadie nos pide que dejemos de usarlas. Pero una mujer se ve mas bonita lavando, tendiendo y planchando panhales de tela.

g)No vacunar al bebe. Confiar en que con tus cuidados de madre abnegada y amorosa -aunada a los 15 meses de lactancia- tu hijo va a convertirse en un ser superior que doblegara a bacterias, viruses y microbios...


Yo NO estoy diciendo que me parezca correcto o incorrecto enfrentar la maternidad de una u otra forma. Cada quien resuelve su paternidad como quiere y puede, y siempre debe ser un proceso respetado y admirado por el amor que implica. De hecho mi tambien me gustan varias de estas ideas ecologicas, pero lo que si creo, es que no podemos ser ingenuos y pasar por alto el discurso de opresion que tienen implicitos estos valores "naturalizantes".

No podemos olvidar que nuestras abuelas y nuestras madres han tratado de cambiar estas maneras tradicionales de entender la maternidad. Que la maternidad no es necesariamente un sacrificio ni una muestra de bondad ilimitada. Que ser buenas madres no depende de ser o no ser natural, sino que depende de establecer lazos de confianza, amor y respeto por la otra persona. Que la abnegacion solo ha sido el camino para la cosolidacion del patriarcado, y el patriarcado es MUCHO mas peligroso que los gerber, los panhales y las enfermeras...

5 comentarios:

Anarco Cerda Sudaka dijo...

pues yo estoy en contra de la maternidad lisa y llanamente
que no es lo mismo que traer crios al mundo
lo cual me sigue pareciendo un error
en breve subire texto tiqqun sobre este tema y otros

Anónimo dijo...

Pero por otro lado también habría que cuestionarse cómo la cesárea se ha vuelto una forma de sacar beneficios económicos por parte de los doctores, porque ahora a muchas mujeres les hacen cesárea aunque no la necesiten, y eso no es en favor de las mujeres sino del bolsillo y comodidad del doctor, que así puede programar la operación y listo.
Claro que cuando es realmente necesaria la cesárea que bueno que exista, pero por otro lado si está mas feo tener la panza con un dolor fuerte por la cortada por cuatro semanas, a comparación del parto que la recuperación dura una semana.
Y de lo de las parteras, igual, abría que ver, porque en realidad en los Hospitales no las dejan ejercer, aunque lo han pedido. O sea que si hay una política de favorecer al doctor de bata blanca que opera y tiene el control.

Neida García dijo...

Yo soy madre de cesárea programada, amamante a mi hija por un año 3 meses, dormí con ella y siempre la traía colgada en mi rebozo, lo disfruté enormemente, abrí un negocio en el que ella me acompaño. Viví su compañía al natural y su llegada de la manera más cómoda, no tuve una sola contracción y me siento tan mujer como la que se desgarra la vagina pariendo hijos, y la recuperación fue tan sencilla, que no quiero saber que se siente expulsar una sandia por la vagina.

Gritar de placer... si que puedo, especialmente por que no tuvieron que cortarme la vagina.

Y algo que contamina igual son las toallas femeninas! pero ahí nadie que dice nada por que no es tierno hablar de toda mujer sangra 7 días al mes.

Las Horas dijo...

Muy buen punto de contraposición de ideas. Yo sigo sin saber si acaso deseo traer hijos al mundo, pero eso es de cada cual.

Constanza dijo...

Las ventajas de un parto son mucho más tanto para el bebé como para la madre. Las contracciones del útero durante el parto estimulan todo el cuerpo del bebé, al pasar por el canal de parto se exprimen los pulmones.
El nacer por parto es el primer "logro" en la vida del bebé. En un parto, el bebé puede ser colocado inmediatamente sobre el pecho de su madre, lo cual lo hará sentir seguro, y le ayudará a establecer rápidamente la temperatura corporal idónea para no sufrir hipotermia. El contacto inmediato con la madre favorece el inicio de una lactancia exitosa.
Respecto a la mamá, además de la enorme felicidad que le produce el tener a su bebé pegado a su piel al momento de nacer, lo cual es el sentimiento más cercano a lo divino, la felicidad más extrema que nadie nunca podrá experimentar, el participar de manera activa y conciente en el parto es un derecho que toda mujer tiene y nadie se lo puede negar. La aplicación de la epidural provoca una disminución en la presión de la madre, cosa que es peligrosa para la mamá. Al ya no sentir contracciones, la mujer deja de pujar y el parto se "estaciona", lo cual hace que ese parto termine en una cesárea.
Con el parto no te introducen ninguna cánula, no hay sueros, no te hinchas, y en unas horas estás caminando feliz, atendiendo las necesidades de tu bebé y las tuyas propias sin dolores horrendos causados por la gran cirugía que es una cesárea (te abren 7 tejidos 7!) Yo tuve una cesárea y luego un parto en agua, y donde me sentí más respetada, entendida y mejor tratada fue en el parto, y eso que fue con el mismo médico maravilloso y en un hospital.
Hay que ver qué concepción tenemos respecto al "dolor", porque el dolor en el parto es un dolor muy diferente a un dolor cualquiera, las contracciones son necesarias para que nazca el bebé y una las vive como una misma lo decida y se prepare. Si le quieres llamar dolor, es un dolor que sana el alma. Hay que ver el rollo occidental que nos han metido respecto al dolor y al miedo, porque por miedo e ignorancia las mujeres no quieren partos naturales.Y ¿porqué va a decidir el doctor cómo nacerá MI hijo?
Por otro lado, es un mito eso del sexo y los bebés, hay más camas y más cuartos en la casa, si uno quiere, lo busca y se acabó.
De la lactancia,que sea prolongada es una decisión de ambos: mamá y bebé, lo que no se vale es destetar de un día para otro y dejar llorar al bebé tres horas seguidas hasta que por fin el papá le pueda enchufar el biberón. El destete gradual, el pecho no sólo es alimento, también es consuelo, atención, cariño. Muchas veces es muy difícil destetar tratando de compensar cada toma que no se da con mucha atención, cuentos, paseos, juegos, muchas veces es mucho más cómodo para la mamá seguir amamantando pues así ella también se duerme.
Los pañales, es una friega lavarlos, pero se siente horrible sacar un bote inmenso del baño lleno de pañales, sin mencionar el olor tan desagradable!
Uso toallas femeninas lavables marca "unaluna", hechas en México www.ecobebe.com.mx. buenísimas
La elección de usar pañales de tela no es cómoda pero está la lavadora y con lo que te gastas en los desechables, contratas a una señora que te los lave y de paso te haga la comida. Así atiendes mejor a tu bebé y tú estás más relajada.