jueves, 7 de octubre de 2010

sobre el alma y la voz

el alma no es otra cosa que la voz. todo lo humano desaparece excepto la voz. multiplicidad de espacios se desdoblan, pero el lenguaje se queda. es mi destino hablar español? los muertos hablan entre si? en que idioma? la memoria no puede existir sin cuerpo. pero la voz si. una voz desmemoriada. una voz que no distingue entre pasado y futuro ni conoce la noción de espacio. colores que no han sido vistos por los ojos humanos. sonidos que no han sido escuchados. el alma puede tener percepción? sin ojos, ni piel, ni oídos la voz puede seguir viendo, sintiendo y oyendo. se puede viajar a otras dimensiones solo con la voz. pero las otras dimensiones no están fuera. lo ocupan todo. cuantas otras opciones de existencia pueden haber. lo biológico nos determina. pero tal vez es solo una fantasía, un samsara que niega la verdad. una matrix materica. hay otras voces también. otros seres hablando desde su no cuerpo. no hay nada mas aterrador que el abandono.

4 comentarios:

edi dijo...

holaaa, he empezado en esto de los blogs y me gustaria tener gente con la que comparar artículos y todo eso. Me ha parecido muy interesante este último sobre el alma. La verdad esque si nos parasemos a pensar en nuestras ajetreadas vidas durante unos momentos, nos dariamos cuenta que hay miles de preguntas sin respuesta sobre cosas elementales en nuestre vida, como el alma, el destino, el más allá, el azar, la lógica y multitud de cosas más. Y para eso están los blogs! haha. Suerte y saludos =)

AnaCess dijo...

¿Y si el abandono es la liberación?
¿Y si la voz es ego?
¿Y si ese ego esclaviza?
¿Y si el lenguaje es una ilusión?
¿Cuál es ese lenguaje que rompe barreras entre mundos, planos, realidades?

Si la voz no fuera materializada... ¿habría incomprensión?

¿Y si el alma no es un regalo, si no una tarea?

Buen texto aquel que llena de preguntas...

La sombra que baila dijo...

Hola, me hiciste recordar una historia magnifica de Jodorowsky acerca de un hombre que quiere liberar la voz de su cuerpo (x resumirlo de alguna manera):

«Quiero libertarla. Hacer que salga por cualquier parte del cuerpo: por un ojo, por una mano. Conseguido
esto, independizarla de mi voluntad. Entonces sonará cuando y por donde ella quiera. Yo la oiré.»

T la recomiendo, se llama ZIPELBRÚM.

Creo q tienes toda la razon en lo q expones aqui.

Pasa x mi blog, nos leemos

Larisa Escobedo dijo...

salud a todos! gracias.